Tribuna

Primer aniversario de Tarbut Sefarad

Carta del presidente de Tarbut Sefarad, Mario Saban, con motivo del primer aniversario de la red.

Queridas amigas y amigos,
¡Shalom!

Es mi deseo expresar mi profunda admiración hacia todos aquellos que desde un primer momento confiaron en nuestro proyecto.

Hemos creado, con el esfuerzo de todos vosotros, la primera red nacional de la cultura hebrea en Sefarad después de 500 años. Sentimos que recién ha comenzado el resurgimiento de lo que en una época fue la civilización hispano-hebrea. Nosotros somos los herederos de aquella cultura que tanto brindó a España, al judaísmo en su totalidad y al mundo. En cada ciudad española brilla hoy una luz del pueblo de Israel.

Estamos combatiendo la “ignorancia” que durante siglos reinó en estas tierras sobre los judíos, continuaremos desterrando los viejos estereotipos, las viejas leyendas medievales que asustaron a la población cristiana creando un odio y una discriminación visceral contra el pueblo que vio nacer a Jesús de Nazaret.

Nosotros, los representantes de Tarbut Sefarad en todas las ciudades españolas, estamos luchando por la esperanza: la esperanza de que el judaísmo español vuelva a brillar como antaño, la esperanza de que toda persona en este país vuelva a mirar en el rostro de cada judío a su hermano reencontrado.

No existe mayor ignorancia sobre el judaísmo que en España, hemos pasado del odio inquisitorial al odio político al Estado de Israel. Sigue siendo el mismo odio trasvasado. 

En España no se comprende quiénes somos los judíos, no se tiene la más mínima idea del origen judío de Jesús, ni de las raíces judías del cristianismo, ni del aporte judío a la cultura y a la economía medieval.

En España se ha intentado borrar todo lo judío, y ahora que aparece la necesidad del turismo cultural sobre lo judío se pretende lucrar mostrando las juderías sin judíos.

Tarbut Sefarad quiere presentar al judaísmo vivo, al judaísmo real, a los judíos de carne y hueso. No queremos más juderías sin judíos, no queremos más incomprensión absoluta sobre la necesidad judía de reconstrucción del Estado de Israel, no queremos más que se miré al judío con cuernos y con rabo.

Tarbut Sefarad pretende que en las escuelas españolas se estudie a Maimónides, a Najmanides, a Yehudá Ha Leví, a Abraham Abulafia, a Moisés de León, y a los cientos de pensadores del judaísmo español. ¿Cómo es posible que un joven español no conozca los nombres de estos ilustres hispano-hebreos?

Tarbut Sefarad pretende que en las escuelas y en las universidades españolas se estudie las atrocidades de la Inquisición. ¿Cómo es posible que un joven español no conozca las terribles persecuciones y matanzas de judíos que instigó la Iglesia medieval?

Tarbut Sefarad pretende que se estudie el origen judío de Jesús, de sus primeros seguidores, todos ellos judíos practicantes y que se reconozca abiertamente que la Iglesia en su origen fue y es judía.

Tarbut Sefarad pretende dictar conferencias en todo rincón de España para que finalmente lo judío sea admirado como parte integral de la cultura que forjó este país.

Tarbut Sefarad ha venido para quedarse, para sembrar la cultura, para sembrar la concordia, para sembrar el dialogo y la paz entre hermanos.

Tarbut Sefarad ha llegado para unir a todos los españoles que por genealogía, por cariño o por fe, sienten un amor profundo por el pueblo de Israel.

Quiero reiterar mis felicitaciones a todos los presidentes de Tarbut Sefarad, por su labor desinteresada y totalmente voluntaria,  por el cariño que ponen en cada acción emprendida, por vuestra determinación, por vuestro amor sin parangón y por vuestra lealtad a nuestros antepasados.

Qué Dios ilumine siempre a todos los integrantes de Tarbut Sefarad y que todos juntos, sin distinción de credos, sin distinción de ideologías, unidos por el amor a nuestra sagrada Torá, sepamos levantar con orgullo la bandera del pueblo de Israel en todas las autonomías del reino de España.

Con amor,

Mario Javier Saban
Presidente de Tarbut Sefarad