ZAMORA

Simposio en Zamora: Judíos en la Guerra Civil Española

Representantes de Tarbut Zamora y Tarbut MadridPor María Antonia Muriel [Tarbut Zamora]
Zamora ha sido por tercer año consecutivo lugar de encuentro de estudiosos y personas interesadas en el legado judío y sefardí. Este año además de una jornada muy intensa de ponencias, llevadas a cabo el viernes desde las nueve de la mañana hasta las 21 horas de la noche y que culminaron, como ya es tradicional, con una cena de sabbath. Tuvo también lugar una visita guiada por su Aljama, además de una exposición sobre Sanz Briz “el Ángel de Budapest” y otros diplomáticos españoles que “motu proprio” salvaron la vida de miles de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Tuvimos la suerte de contar con Ángela, una de las hijas del diplomático español en Hungría, que entusiasmó al numeroso público.

150703 zamora simposio guerra civilEsta exposición cubrió un espació de candente actualidad que se vio completada con la conferencia que yo expuse titulada “Por vuestra libertad y la nuestra: Judíos en la Guerra Civil Española”. ¿Por qué este tema? Era imprescindible y necesario que el público conociera la participación del colectivo judío en nuestra guerra. Hay muchísima bibliografía sobre la guerra civil, pero apenas existen estudios sobre la participación y la importancia de los judíos en ella.

Estos más allá de ideologías políticas, culturales o religiosas, más allá de nacionalismos, tenían muy claro que la victoria sobre el fascismo en España era el comienzo del triunfo antifascista en todo el mundo y lo que los judíos vinieron a defender en España no sólo era la democracia sino la existencia del pueblo judío.

Su número fue tan importante que podrían haber formado por si solos una Brigada, pero al no aparecer como judíos, aun no estaba creado el Estado de Israel, y aparecer como franceses, polacos, estadounidenses, belgas, etc., no se le ha dado la importancia que en realidad tuvieron, hasta el punto de que formaron el segundo grupo más numeroso de voluntarios por detrás del de los franceses. Según Josef Toch si al grupo francés que rondaría los 8.500 le quitáramos los 1.043 judíos que se alistaron como franceses, formarían el contingente más numeroso. Su número según la mayoría de los historiadores estaría entre 8.000 y 10.000. En ellos hay que destacar no sólo la cantidad, sino la calidad, ya que muchos de los mandos eran judíos y la mayoría de los médicos y enfermeras también, pero este será el tema de otro debate.

Hubo varios intentos de crear una unidad judía y se barajaron distintos nombres: Bar Kochbar, Makkabi..., pero esta deseada Compañía judía no se llegaría a constituir hasta el día 12 de diciembre de 1937 en pleno frente de Tardienta y en presencia de dirigentes judíos y polacos pertenecientes al Estado Mayor de la Brigada Dombrowski. En esta Brigada existía una Compañía que no tenía nombre y estaba formada casi en su totalidad por judíos, será esta la que se le asigne a los judíos que habían pedido una formación sólo judía, se le dio el nombre de Naftalí Botwin, combatiente judío polaco fallecido en 1925. Alberto Fernandez en su artículo “Judíos en la Guerra de España” lo describe así:

“Entre los voluntarios de la BB II y muy particularmente en la Brigada Dombrowski, los voluntarios judíos se han distinguido por su valor, su combatividad y su fidelidad a la causa... Para destacar el número y la importancia de los voluntarios judíos de la Dombroski, para honrar la memoria de los combatientes judíos muertos por la libertad, designamos la 2ª Compañía del heroico Batallón Palafox... Como compañía judía...”

150703 zamora simposio guerra civil2La Compañía judía Botwin tenía su propio himno y periódico en yiddish, tenía su bandera con el lema “Por vuestra libertad y la nuestra”. Destacados altos mandos botwinistas fueron: Karol Gutmann; Tadeus Szlachta; León Rubinsztein; Mischa Sapir; Israel Halbersberg; Alter Szerman y Emanuel Mink. Pero también hay que mencionar a Olek Nuss, poeta, que fue el que dirigió la redacción del periódico y el que hizo la letra del himno. Pinkus Kartin, luchador en el gueto de Varsovia. Szyr que llegó a ser Vice primer ministro en Polonia en 1945. Y por último Sammy Nahman o Manny Harriman que se despidió de España tras ser el primero de su familia en volver a España tras la expulsión de 1492 y que según la tradición familiar era descendiente directo de Nahmanides.

Sobre el tema de la participación judía en las Brigadas Internacionales hay mucho que estudiar y falta mucho por contar, para otro momento comentaremos el tema de los judíos en el Servicio Sanitario; el papel de los periodistas como Gina Medem o Ilya Ehrenburg; el tema de la cultura y el analfabetismo; o el de las casas u hogares para niños... Son sólo ejemplos de los que iremos tratando si a los lectores les interesa.

Un saludo cariñoso y buen verano a todos.

María Antonia Muriel Sastre
Presidenta Tarbut Zamora